Compañía de Operaciones Especiales 101-7

Login Form

COE 7 - 1988

Enero 
Febrero
Marzo
Abril
 
Mayo
Junio
Julio
Septiembre
Octubre
    
Noviembre
     
Diciembre
   
Guerrillas
Combate
Adaptación/Combate
Evasión y Escape
Escalada
Topográfia
Combate en población
Fase de Agua
Guerrillas
Patrullas de Combate
Patrullas Rec. y Topog.
Adaptación
Supervivencia
Golpe de Mano
Golpe de Mano
Topografía
Menorca
Isla de Mallorca
Cala Figuera
Sierra Michera
Cuber
Puigpunyet
La Moreria
Cabo Pinar
Cabrera
Binifaldo
Campos
Campo maniobras BGA
Cabo Pinar
Campo maniobras BGA
Cala Figuera
Esporlas
 
     El día 1 de Enero de 1988 cambiaria su denominación por la de COE 7, pasando a tener dependencia directa de Gral. Jefe de la Zona Militar de Baleares.
 
     En marzo se despide de la COE el Capitán blanco, quien habia ejercido el mando de la misma desde 1982. Paso a mandar la COE de forma interina el Teniente Linos. En julio se presentaría el Capitán Vega Mancera.
Se podría destacar la salida de escalada a Cuber en la que el tiempo acompañó y se pudo alcanzr un buen nivel en las prácticas, ya que en los últimos año siempre llovía y ya se sabe el refrán que dice que "sobre piedra mojada no hay escalada".
En esta época muchas de las salidas de la COE se realizaban por secciones.
En las patrullas de combate realizadas en octubre se hizo transportar todos los víveres para los diez días de maniobras.
Destaca la fase de adaptación de noviembre que tuvo que ser suspendida por que de 30 soldados que comenzaron solo superaron tres. Influyo mucho el clima ya que llovió todos los días.
En la fase de agua en el mes de julio se produjo un accidente al alcanzar al Sargento Cases una hélice de una Zodiac. Por suerte, aunque con heridas se recupero rápidamente. La fase se suspendió al quedar el Teniente Moro como único cuadro de mando.
En diciembre un golpe de mano a la batería de Cala Figuera se ejecuto con nadadores, que portando equipo de escalada, subieron el acantilado y posteriormente con un tractel se subió al resto de la sección. La exfiltracion después de la acción fue por mar en embarcaciones neumáticas a motor, teniendo que rapelar para salvar el acantilado.
La falta de mandos fue el principal problema a lo largo del año, confirmándose una vez que sin adecuado encuadramiento, el desarrollo del programa de instrucción resulta muy difícil.